Apple y el coche autónomo atacan de nuevo

Apple reemplazará muchas de las piezas del Transporter original, incluyendo el salpicadero y los asientos, e integrará ordenadores adicionales, sensores y un paquete de baterías muy grande que asegure una gran autonomía de funcionamiento. 

Los T6 eléctricos y autónomos de Apple serán utilizados como vehículos de desplazamiento que unirán los dos campus de Sillicon Valley pertenecientes al gigante tecnológico, con el que los empleados, acompañados en todo momento por un conductor sentado detrás del volante por si fuera necesario tomar el control y un operador en el asiento del acompañante analizando el rendimiento del vehículo, podrán desplazarse cómodamente entre ambas sedes.

 

Fuente: New York Times