Cómo bajar la temperatura del coche

En estos meses es muy habitual descubrir que nuestro coche se ha convertido en un auténtico horno después de pasar varias horas aparcado bajo el sol. La forma más habitual para solucionar este problema consiste en bajar las ventanillas o conectar el aire acondicionado a la máxima potencia esperar unos minutos fuera del vehículo hasta que la temperatura baje unos pocos grados.

Un buen truco para enfriar el interior del coche de forma más eficiente es bajar un poco las ventanillas durante los primeros minutos, a la vez que se enciende el aire acondicionado. Así, mientras el climatizador inyecta aire frío en el habitáculo, el caliente, más ligero, escapa por las rendijas.

Sin embargo, existen personas a las que no les gusta usar el aire acondicionado o conducen un coche que no posee esa tecnología. El sistema consiste en bajar completamente una ventanilla del vehículo antes de abrir y cerrar enérgicamente la puerta del lado opuesto cinco veces. Según explicó un profesor universitario a una cadena de televisión japonesa, el efecto de presión-depresión generado por el movimiento de la puerta provoca una fuerte corriente de succión dentro del habitáculo. Así, el aire caliente sale por la puerta y es sustituido por el fresco que entra por la ventanilla abierta.

Aunque con esta sencilla acción no se consigue enfriar totalmente el interior, al menos consigue que los primeros minutos de conducción no sean un suplicio y, en el caso de poseer aire acondicionado, consigue que este termine de refrescar el vehículo mucho más rápidamente. Algo que se traduce en un notable ahorro de tiempo y energía, que al precio actual de la gasolina, no viene nada mal.

Escribir comentario

Comentarios: 0