Los conductores españoles, los que más pierden los nervios al volante

La segunda operación salida del verano, que comienza este jueves tendrá, según esta consultora de automoción, "tendrá más carácter internacional que nunca", pues parte de los 23 millones de turistas extranjeros que visitan España en la temporada estival se desplazarán con su propio vehículo o con uno de alquiler, "lo que provocará una interesante mezcla de hábitos al volante en las carreteras españolas".

Tras los alemanes y españoles, se sitúan los belgas (61%), mientras que los holandeses son los conductores más relajados, pues el 48 por ciento reconoce que se altera ante una situación complicada en la carretera.

La encuesta demuestra que no sólo hay diferencias entre países, sino también entre sexos. Por ejemplo, en el caso de los turistas alemanes pierden los estribos el 63 por ciento de los hombres frente al 70 por ciento de las mujeres.

En España, sucede justo al revés: las mujeres se consideran más prudentes y optan por una conducción lenta, en el 53,4 por ciento de los casos, frente al 42,5 por ciento confesado por los hombres, según constata el estudio realizado recientemente por el Observatorio Español de Conductores (Ducit).

El estudio muestra el "carácter imprudente de los españoles" al volante, pues el 67,9% no respeta los límites de velocidad en carretera, mientras que el 51,6% no cumple con la obligatoria distancia de seguridad.

Además, aunque la percepción de los conductores españoles sobre sí mismos es alta -el 98,1 por ciento se considera 'bueno' o 'muy bueno' al volante-, esta visión cambia al ser preguntados sobre los hábitos del resto: el 50,5 por ciento considera que se respeta "poco o nada" a los demás conductores.

El 75 por ciento de los españoles, italianos, belgas y holandeses es favorable a fijar límites de velocidad para reducir los accidentes, un argumento que sólo comparte el 20 por ciento de los alemanes, que junto con los suizos, los conductores más respetuosos y previsores de toda Europa, según esta encuesta.

Por el contrario, los italianos son los menos prudentes, pues el 34 por ciento reconoce que utiliza el móvil mientras conduce, un hábito qye está detrás del 40 por ciento de los accidentes de tráfico. Además, la percepción de sí mismos como conductores coincide con este dato, pues la mayoría reconoce que no son respetuosos.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0