Cómo dar de baja tu vehículo

En tiempos de crisis, son muchos los propietarios de un coche los que deciden darlo de baja, principalmente por motivos económicos que no permiten realizar el mantenimiento correspondiente. Otros, debido a que cambian de residencia a otro país; o bien por el simple motivo de que nuestro vehículo ya es demasiado viejo y queremos achatarrarlo. Y más drástico, porque nos lo han robado.

 

Si estás interesado en dar de baja tu coche, o si te has preguntado qué hay que hacer para llevar a cabo este proceso, debes saber que existen dos formas: la primera, dándolo de baja de manera temporal; y la segunda, solicitando la baja definitiva.

 

Baja temporal

Los principales motivos por los que el propietario de un vehículo decide darlo de baja son los siguientes: imposibilidad de afrontar un gasto por una avería, traslado al extranjero de manera temporal, robo del vehículo, no poder llevar a cabo su mantenimiento básico, o bien por haberlo entregado a un compraventa.

 

Si te decides a dar de baja temporalmente tu vehículo, debes saber que no lo podrás dejar estacionado en la calle y, obviamente, no podrás circular con él. El coche deberá estar aparcado obligatoriamente en un garaje, público o privado.

Otro detalle que seguro te interesará saber es que, de esta manera, no estaremos obligados a pagar el impuesto de circulación ni una póliza del seguro. Además, no será necesario pasar durante ese período la ITV(Inspección Técnica de Vehículos), si bien en el momento de darlo de baja debe de tener pasada la Inspección correspondiente. Posteriormente, al darlo de altade nuevo, la condición indispensable es la de pasar la revisión oficial.

 

¿Dónde puedes dar de baja temporalmente mi vehículo? Los trámites se deben realizar en la Jefatura de Tráfico de la provincia donde resida el propietario o donde el coche esté matriculado. Para ello, se deberá rellenar el impreso de solicitud en el impreso oficial correspondiente, acompañado del DNI y permiso de conducir –en el caso de las personas físicas–, y de la documentación del vehículo (permiso de circulación y tarjeta de la ITV).

 

En el caso de robo, se debe presentar también la denuncia correspondiente, estando exento de pagar la correspondiente tasa que sí deberá abonar el resto:8,10 euros.

Si tienes la tentación de dejar  tu vehículo en la calle, no sería una buena idea por tu parte. Abandonarlo sin estar dado de baja conlleva una multa que oscila entre los 600 euros y los 600.000 euros. No lo abandones, él nunca lo haría… Y tu bolsillo lo agradecerá.

 

Baja definitiva

Si lo que quieres es dar de baja tu coche de manera definitiva y deshacerte de él, son varias las alternativas que tienes a tu disposición: desguaces autorizados –Centros Autorizados de Tratamiento (C.A.T.), donde se realiza la descontaminación del vehículo que exige la Ley; la propia DGT (Dirección General de Tráfico); o empresas que se dedican a realizar todos los trámites de manera gratuita, como ‘Desguaces Madrid’ o ‘Dardebajaelcoche.com’, por ejemplo.

 

El vehículo lo puedes llevar directamente a estos Centros autorizados, o bien solicitar su traslado mediante una grúa. Los trámites necesarios, al igual que veíamos antes con las bajas temporales, requieren documentación específica: fotocopia del DNI, permiso de circulación y documentación del automóvil, y la firma de la solicitud de baja que entrega el CAT.

 

A cambio, recibirás el certificado de destrucción y el documento de baja definitiva del vehículo en el Registro. Será el primero de estos documentos el que el propietario deberá presentar ante su compañía aseguradora para dar de baja su seguro, y ante las oficinas municipales para hacer lo propio con el impuesto de circulación.

Escribir comentario

Comentarios: 0